Inteligencia artificial: ¿por qué puede ayudar a tu centro de datos?
Inteligencia artificial: ¿por qué puede ayudar a tu centro de datos?

07/09/2022

 

Los datos son una parte indiscutiblemente importante de cualquier empresa. De ahí que los centros de procesamiento de datos se hayan convertido en una herramienta clave hoy en día. 

En este artículo, analizamos de qué manera la inteligencia artificial puede resultar útil en los data centers y en qué consiste una de las mejores soluciones del mercado en gestión automatizada de infraestructuras de este tipo. 

Los centros de procesamiento de datos, herramienta fundamental hoy en día

Los centros de procesamiento de datos son una herramienta imprescindible en las empresas hoy en día. Estas infraestructuras, físicas o virtuales, se encargan de guardar, reunir y proteger toda la información con la que cuenta la empresa. 

Gracias a los data centers, las empresas pueden reducir el riesgo de perder datos, además de garantizar que el almacenamiento de los registros se lleva a cabo de forma adecuada y que los sistemas funcionan correctamente. 

Inteligencia artificial: ¿cómo puede ayudar a los data centers?

La IA puede ayudar a los data centers de muchas maneras. Veamos algunas de las más destacables: 

  • La inteligencia artificial puede detectar los errores y analizar cuál ha sido la raíz del problema. 
  • Es capaz de predecir cuándo se producirá un apagón para evitar que estos causen estragos en la organización. 
  • También puede prever la capacidad de gestión de la carga energética que tendrá la empresa, para que resulte más fácil satisfacer las necesidades de los clientes. 

De diferentes maneras, la inteligencia artificial puede tener un profundo impacto en ayudar a reducir la huella de carbono de la empresa. Además, juega un papel fundamental en la defensa de la empresa contra ataques cibernéticos. 

Más allá de los sistemas de IA estáticos, los más avanzados ya incorporan robots que se encargan de encontrar, analizar y sustituir los componentes que están dando fallo en los centros de datos. 

¿Qué son los sistemas AIM? 

Los sistemas AIM, o Automated Infrastructure Management (Gestión Automatizada de la Infraestructura), son sistemas compuestos de hardware y software.

La parte física (el hardware) se encarga de detectar cuándo se insertan o se retiran latiguillos. La parte virtual (el software) tiene varias funciones. Por un lado, documenta la infraestructura del centro de datos. Por otro, se encarga de monitorizar cada uno de los cambios que se producen en la red física.

Los sistemas AIM también tienen la capacidad de detectar cuándo un dispositivo con una nueva IP se conecta a la red y en qué ubicación exacta se encuentra. 

Para aprovechar todas las ventajas de los sistemas AIM y gestionar correctamente los datos que ofrece, es necesario contar con una API. 

¿Qué es Automated Infrastructure Management (AIM) y qué beneficios aporta?

En las empresas de hoy en día, es vital estar preparado para hacer frente a los desafíos que se plantean en materia de datos. 

Las redes de las corporaciones cada vez son más complejas y cuentan con más dispositivos y sistemas. A todo esto hay que sumarle el auge de los dispositivos móviles y el trabajo virtual, que aumenta el número de ubicaciones desde donde se accede a la red. 

En un escenario como este, contar con una herramienta que automatice la gestión de toda la infraestructura es algo fundamental. Algunos de los beneficios de utilizar las AIM son: 

  • Evitar los errores humanos que se pueden producir durante la documentación de los cambios. 
  • Reducir el tiempo necesario para administrar los cambios de conectividad. 
  • Contar con una mayor capacidad de gestión de datos, incidencias y dispositivos. 
  • Ser más eficientes en la identificación y utilización de los medios disponibles y más resolutivos con los problemas que puedan surgir. 

La gestión automatizada de infraestructuras imVision® de Commscope, una gran solución en el mercado

ImVision® es un sistema de AIM desarrollado por CommScope y una de las mejores soluciones de este tipo en el mercado. Está compuesta por tres elementos: 

  • Controladores que monitorizan y rastrean todos los cambios que se producen en la red física. 
  • Paneles inteligentes de cobre. 
  • Un software de gestión llamado imVision System Manager.  

Entre las funcionalidades de este sistema destacan la documentación precisa de la conectividad, el seguimiento de los cambios en tiempo real, las alertas ante cambios no autorizados o críticos y el seguimiento de los dispositivos conectados a la red. 

Pero, además, puede generar órdenes de trabajo electrónicas, generar informes e identificar cuáles son los activos TI que no se están utilizando y qué cableado está disponible para reactivarlos. ImVision® es un sistema de IA clave en la gestión de los centros de datos.